Ante la depresión: que sepamos ver y ayudar



A las personas que padecen depresión no les queda más opción que sobrellevarlo, y sobrellevarlo día a día, sin saber cómo se encontrarán al siguiente.


Esta es una obviedad que se nos olvida. Una persona puede estar entrando en una depresión y no darse cuenta, porque cada uno tira como puede con lo que le pasa.


En este sentido, somos todos, o al menos el resto, quienes deberíamos saber verlo y ayudar. Resumimos a continuación los síntomas principales de la depresión que recoge la Organización Mundial de la Salud:




Que si alguien está ausente por mucho tiempo o muy a menudo, quizás es que realmente, a pesar de intentar atenderte con todas sus ganas, no puede hacerlo al 100% si ya tiene que cargar con un X% de su depresión, por ejemplo.


Que si ya conoces la sonrisa más bonita del mundo en alguien y lleva tiempo sin sacarla, tal vez no sea porque no lo esté intentando, al contrario. Tal vez es el momento de tenderle tu mano y escuchar.



Porque esta es otra carga más (que no debería serlo) para muchas personas con depresión: el peso, la angustia e incluso la culpa de no poder devolver su luz y color al mundo en ese momento o en momentos pasados como quisieran.


Y aquí deberíamos ofrecer nuestra empatía, cuidado y empeño para buscar una ayuda profesional que, desgraciadamente, no está al alcance de todos, por lo que es otra razón más para darle visibilidad.


El jueves fue el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión. Mañana es el famoso “Blue Monday”. Desde la farmacia Tomás López en Sangüesa, queremos mandar un solo mensaje:

Que sepamos ver y ayudar. Con esperanza.




21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo