Salud ocular: vuelta a clase

Actualizado: abr 22

Los ojos son uno de los órganos más pequeños, sensibles y expuestos del cuerpo humano. Nos proporcionan la vista, sentido por el que recibimos la mayoría de la información de nuestro entorno. Los ojos trabajan en coordinación con el cerebro para que conozcamos en todo momento las formas, tamaños, colores, distancias, texturas e incluso la velocidad de los objetos y espacios que nos rodean.


Al encontrarnos en un momento de vuelta al trabajo o al estudio tras las vacaciones, desde la farmacia Tomás López en Sangüesa, queremos ofrecer una serie de consejos para proteger nuestros ojos en este cambio. La vuelta a clase o al trabajo supone acostumbrarnos a otra iluminación, foco de atención, pantallas u otros estímulos concretos en cada caso. Proteger los ojos del sol, de una mala iluminación, de la luz de los dispositivos electrónicos o de estímulos externos peligrosos es fundamental para cuidar nuestra visión y evitar patologías que puedan llegar a ser graves en lo que respecta a la salud ocular.


Salud Ocular Farmacia Tomás Sangüesa
Salud Ocular (Farmacia Tomás Sangüesa)

Tras la situación vivida por la pandemia se han digitalizado más aspectos y elementos del día a día, donde el aumento del uso de las pantallas puede ser dañino para la vista. Recordamos que se debe mantener una distancia que sea el doble de la anchura del dispositivo electrónico que utilicemos para proteger nuestros ojos. Asimismo, es importante no permanecer a oscuras frente a la pantalla. Acuérdate de parpadear y descansar la vista. Abusar de las pantallas puede secar nuestros ojos, dificultar el enfoque, provocar visión borrosa e incluso dolor de cabeza y tensión en el cuello, hombros y espalda. Si pasas mucho tiempo frente a una pantalla, las gafas con cristales de filtro azul son una solución para evitar que el exceso de luz LED dañe tus ojos.


Ante todo, descansar es esencial. Las células que cubren la cara anterior del ojo se recuperan durante la noche. Intenta dormir 8 horas diarias. Por el día, prueba a cerrar los ojos unos 20 segundos por cada hora de trabajo o estudio. Puedes también realizar suaves masajes en el contorno del ojo y presionar levemente sobre este tras haberte lavado las manos; destensionará la vista.


Si cuando comienzas con las clases o el trabajo sientes sequedad en los ojos o picor, es aconsejable que lleves contigo lágrimas artificiales. Estas aliviarán el ojo en momentos así, hidratándolo cuando lo necesites. Si la sequedad o el picor persisten, puedes usar además un humidificador en tu espacio de trabajo o de estudio. Acuérdate también de beber agua para hidratarte.


Hidratación (Consejos de nuestra Farmacia en Sangüesa)
Hidratación (Consejos de nuestra Farmacia en Sangüesa)

A la hora de iluminar el espacio de estudio o de trabajo, recomendamos aprovechar la luz natural siempre que sea posible. Ten cuidado en este caso con los reflejos. Puedes utilizar cortinas para evitarlos. Si tu lugar de trabajo o de estudio no tiene la iluminación suficiente, trabaja o estudia con luz artificial. Una iluminación inadecuada puede derivar en dolores de cabeza, estrés, fatiga visual y posturas dañinas.


En todos los casos, lo más aconsejable es compensar las horas de clase o de trabajo con ratos de salir a la calle, de estar en la naturaleza, al aire libre, a la luz del sol. Se ha comprobado que los paseos al aire libre en horas de sol evitan la miopía. Cuando salgas por el día, recomendamos que utilices gafas de sol homologadas y que tengan garantizada la protección de rayos UVA y UVB, causantes de cataratas y degeneración macular. Igualmente, al llevar gafas de sol, protegerás tus ojos de otros agentes externos, como el humo o el viento.


La higiene es otro aspecto clave. Intenta descansar del maquillaje, sobre todo del rímel. Tus ojos respirarán, lo cual es esencial para evitar su irritación, picor o infecciones. No compartas por ello el maquillaje. Aparte, seguir una rutina de higiene, incorporando la limpieza del contorno de los ojos al lavarte la cara todos los días es fundamental. Recuerda que no debes tocarte los ojos directamente con las manos ni tampoco frotarlos, porque puedes infectarlos y, en el caso de llevar lentillas, infectarlas. No uses las lentillas más tiempo del indicado tampoco.


Higiene Ocular (Farmacia de Sangüesa)
Higiene Ocular (Farmacia de Sangüesa)

Apenas se habla de ello, pero un factor esencial para cuidar nuestra visión es seguir una alimentación saludable. Precisamente, la diabetes tipo 2 es la principal causa de ceguera en la edad adulta. Además de comer sano, una dieta rica en vitaminas A, B6, C y E ayudará a prevenir los problemas de vista relacionados con la edad, como son las cataratas o la degeneración macular. La vitamina A, presente en la zanahoria, el tomate, los espárragos, el brócoli, las nectarinas, los albaricoques, el melocotón, el mango y la leche, por ejemplo, colabora en la protección de nuestras células oculares. El resto de vitaminas que contribuyen en la salud ocular las encontrarás en las verduras de hoja verde y en los cítricos. Igualmente, el Zinc y el Selenio, presentes en las legumbres y en el arroz integral, por ejemplo, funcionan como antioxidantes; así como el Omega-3, presente en el salmón y otros pescados grasos, las nueces o el aguacate, que ayudan a prevenir problemas de retina.


Todo ello puede complementarse con suplementos adecuados a cada caso, en los que te aconsejamos en la Farmacia.


Vuelta al Cole Farmacia Tomás Santamaría
Vuelta al Cole (Farmacia Tomás Santamaría)

Fumar, como siempre, no es aconsejable. El tabaco incrementa las posibilidades de sufrir cataratas, degeneración macular o daño en el nervio óptico.


La tensión ocular es otro problema a evitar y vigilar. El estrés o las lesiones en el ojo pueden incrementar su presión, provocando glaucoma de no tratarse a tiempo; es decir, la pérdida gradual de la visión. Por esta razón, recomendamos proteger los ojos con gafas especiales en deportes de contacto, como el judo o el kárate. En todos los casos, aconsejamos revisar la vista una vez al año y acudir al médico de aparecer síntomas como enrojecimiento de ojos y visión borrosa, pérdida de visión o dolor severo de ojos y cabeza, que en algunos casos puede derivar incluso en náuseas o vómitos.


Las gafas protectoras de seguridad son fundamentales también a la hora de tratar con químicos fuertes como el potasio, la lejía, el magnesio, la cal o el hidróxido de amonio. Estos se hallan en fertilizantes, limpiadores de drenaje y de horno, en el amoniaco o en el cemento. Cuidado igualmente con compuestos como el ácido sulfúrico, clorhídrico, acético, crómico, nítrico o fluorhídrico presentes en el vinagre, el quitaesmalte, el vidrio, las baterías de los automóviles o los productos de limpieza.


Es esencial alejar los productos mencionados de los niños. Y en lo que respecta a la vigilancia de sus ojos, recordamos que existen problemas de visión que pueden detectarse a muy temprana edad, antes de los 4 años incluso, que son importantes de encontrar a tiempo para frenarlos. Conviene debe vigilar sobre todo la edad entre los 3 y los 8 años, período en el que se desarrolla la visión. La revisión anual es fundamental en esta etapa.


El Cuidado de tus Ojos Farmacia Tomás López
El Cuidado de tus Ojos (Farmacia Tomás López)

Por último, para aquellos que cojáis el coche a la hora de ir a trabajar, o a estudiar, o a descansar; no os olvidéis las gafas de conducir. Llevar unas gafas de repuesto en la guantera es una buena idea.


Muchas gracias por leernos. Esperamos que estos consejos sean de utilidad. Con nuestros mejores deseos para la vuelta a las clases, al trabajo o a una nueva rutina; os deseamos salud y buen hacer a todos. Y como siempre, ante cualquier duda, quedamos a tu disposición en nuestra Farmacia en Sangüesa.

51 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo